Ir al contenido principal

La pizza un plato sencillo, único y completo


 La interesante historia de la pizza

¿Sabéis que, la pizza ya tiene unos cuantos miles de años?
¿Pues, porque no? 

      Desde que la humanidad maneja el pan lo adorna con especias, hierbas, ajos, cebollas… Casi todas las civilizaciones humanas han elaborado algunas variedades de pizza, pero más variaciones se encuentran en el Mediterráneo y sus recetas son muy similares en la actualidad.
Los antiguos egipcios, por ejemplo, celebraban tradicionalmente el cumpleaños del Faraón con el pan plano, espolvoreado con especias (conocida hoy en Italia la pizza Bianca).Mientras que los antiguos griegos comían esos panes con diferentes salsas y aderezos, y los llamaban plakuntos. Según Heródoto, la idea está tomada de los babilonios. En el apogeo del imperio persa, los soldados de Darío el Grande en los viajes largos asaban sobre sus escudos rollos de pan con queso y dátiles. En el siglo tercero a.C. Marco Porcio Catón (234 -149 a.C.) fue el primer autor de una íntegra historia de Italia en latín. Donde se mencionan los círculos de masa plana, espolvoreado con aceite de oliva, las especias y la miel y cocido sobre piedras calientes. La información que tenemos hoy sobre la comida de los romanos proviene principalmente de las excavaciones de Pompeya y libro Marco Gavio Apicio. El libro de Apicio contiene una receta de un plato de pan, cubierto con pollo, piñones, queso, ajo, menta, pimienta y aceite de oliva.
 Durante las excavaciones de la antigua ciudad de Pompeya, destruido durante la erupción del Vesubio en el año 79 d.C.,  fueron encontrados panes planos, cuales entonces eran muy extendidos en la cercana colonia griega en Nápoles. También se han encontrado y las tiendas con el menaje, que se asemeja a las pizzerías actuales. La pizza finalmente dio la forma ya conocida en Nápoles. Los campesinos pobres con ayuda de pocos ingredientes (harina, aceite de oliva, manteca de cerdo y hierbas) preparaban su corteza de pan, con queso. En el siglo XVII, la pizza era popular entre las tropas españolas, que ocupaban Nápoles. La pizza ganó popularidad y pronto se convirtió en una atracción de las personas que venían desde fuera a visitar la ciudad y que se aventuraban a entrar en las zonas pobres a probar esta especialidad local.
Los mediados del siglo XVIII la pizza ya se preparaba con tomates. Los italianos necesitaban 200 años, para acostumbrarse a esta verdura. Introducido a principios del siglo XVI desde América del Sur, los tomates fueron considerados venenosos, los pobres son los que comenzaron a agregar los tomates en el pan. Al final del siglo XVIII los napolitanos habían establecido varias recetas para pizza con ajo (fresco o tostado) y el aceite de oliva con un pequeño pescado llamado cecenielli y queso mozarela, queso mozzarella, que se empleaba en Italia en ese momento. Los Reyes  Umberto I y  Margherita Teresa de Saboya pasaban sus vacaciones en Nápoles y también demostraron interés en este plato. En el cumpleaños de la reina en el palacio invitaron el  más famoso maestro de la pizza en la ciudad, Raffaele Espósito, el presento tres tipos de pizza: con manteca de cerdo, queso y albahaca; con ajo, aceite de oliva y albahaca y con mozzarella, tomate y albahaca, la última le gusto tanto a la Reyna, que le mando una carta de agradecimiento. Raffaele Esposito, al ser un hombre inteligente ha nombrado la pizza Margherita. Este acto tuvo tanto éxito que el simple de pizza, cuya receta se conoce desde hace mucho tiempo, se hizo muy popular entre la alta sociedad (más tarde en todo el mundo). 
América descubre la pizza con los inmigrantes italianos. La primera pizzería en los EE.UU. se inauguró en 1895 en Nueva York por Gennaro Lombardi. Pero no fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando al regresar los soldados americanos que lucharon en Italia, la pizza se convirtió en un símbolo de la cocina americana. Esta fama impulsa la fabricación de pizzas congeladas, las cadenas  promovieron la dispersión de otros alimentos "fast food", servicio a domicilio...

Hoy en día la pizza esta extendida por todo el mundo, hay muchas variedades con todos tipos de ingredientes se ha convertido en un plato completo para toda las ocasiones.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tarta de chocolate y fresas

Tarta de chocolate y fresas Bizcocho: 4 huevos 125 de harina 125g de chocolate Nestlé Postres 120 de azúcar 50g de mantequilla 20g de levadura Royal Relleno: 500 g de nata para montar 500g fresas 125g de azúcar 100ml de ron 2 hojas de gelatina neutra Decoración: 300g chocolate blanco 100g de mantequilla 6 cucharadas de nata liquida 1- Limpiar y cortar las fresas échalas en un bol, verter el ron y 50g de azúcar y deja macerar. 2- Fundir el chocolate negro con 50g de mantequillas al baño María y deja templar. Montar las claras con el azúcar a punto de nieve, batir las yemas aparte y añade el chocolate fundido, incorpóralos a  las claras montadas y mezclar suavemente. Añade la harina tamizada con la levadura. Precalentar el horno a 180º. Trasladar la mezcla a un molde de 20 cm forrado con papel de hornear. Cocer durante media hora. Dejar la tarta que se enfrié. 3- Montar la nata con 75g de azúcar, añade las fresas escurridas y la gelatina neutra disuelta en un poc

Ensalada de acelga cocida

Plato - détox para limpiar el exceso de grasa  1 manojo de acelga  Zumo de medio limón 1 diente de ajo Sal y aceite de oliva virgen extra 1 - Lavar y cortar las hojas de acelga. 2 – Prepara un recipiente con agua fría con 2 o 3 hielos.   3 - En una olla poner a calentar dos vasos de agua, cuando rompe a hervir incorporar las acelgas que se ablande 2 o 3 minutos. 4 - Sacar y escurrir las acelgas e introducir en el recipiente del agua fría con hielo, de esta manera conseguimos que el color se nos queda verde y conservamos las propiedades del producto. 5 – Machar bien el ajo con sal, añade el zumo de limón y aderezar la ensalada.  6 – Servir aliñado con aceite de oliva virgen extra.  Leer también:  Cómo hacer Ensalada de calabacines crudos                                          Détox – como limpiar el exceso de grasas y toxinas                                               Alimentación cruda - Raw food. Pros y c

Pastel de masa filo con calabaza

Ingredientes: 1 kg de calabaza 200 g de nueces 1 paquete de pasta Filo 150 g de mantequilla 200 g de azúcar 1 cucharadita de canela Para la superposición: 3 huevos 200 ml. De agua con gas 50 g de azúcar Elaboración: 1- Pelar la calabaza y rallarla. 2- Fundir la mantequilla a baño María. 3- Picar las nueces finamente. 4- En una sartén poner un poco de la mantequilla fundida y pochar la calabaza rallada con el azúcar y la canela. 5- Coger una fuente de horno y untar con mantequilla. 6- Poner las hojas de la masa filo arrugadas a cubrir el fondo de la fuente. Echar por encima mantequilla fundida, espolvorear con nueces picados y poner una capa de calabaza. 7- Cubrir con pasta filo arrugada y seguir el mismo proceso hasta terminar a calabaza. Finalmente cubrir con pasta filo. 8- Cortar con un cuchillo bien afilado a cuadros y echar por encima el resto dela mantequilla. 9- Batir los huevos con azúcar e incorporar el agua con gas. Introducir la mezcla por encima